El amor se murió…

El amor poco a poco se murió,
el tiempo no paró, transcurrió,
no iba a detenerse para preguntar
porque lo nuestro no continuó,
sin embargo a mí me costó mucho,
demasiado, no podía ser diferente,
tu alma me abrazó, lentamente me
enseñaste a amarte, a sentirte, a adorarte,
¿cómo se borra un sentimiento tan profundo,
cuando este da sentido al latir del corazón?…

Quiéreme sin mañana…

Quiéreme sin mañana, sin temores, sin pasado,
esperando el alba, despertando con mi voz
en el trinar de la aves y dormida soñándome
en las historias que hemos escrito antes;
quiéreme sin mañana, palpando ese ínfimo
presente que nos dura apenas un instante,
ignorando que pasará, sacudiéndonos los miedos
de un futuro que no sabemos si llegará…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: