Noches tristes…

Esas noches tristes en donde todo es un
sentimiento de prostitutas y soledades,
de cafés sin recuerdos, de cigarrillos
que no desatan nudos de la garganta,
esas noches que te dejan
pesadillas en medio de los insomnios,
noches de ausencias indómitas, salvajes,
noches de buscarte y no encontrarte,
de saber que estás en los escombros de mi alma,
pero no volverás nunca a mi cama…

Te alejas de mí…

Me gusta volver a esos lugares
donde tu risa quedó flotando,
donde habitaba tu recuerdo
y te hiciste eterna,
donde tu respiración
apagaba cualquier fuego;
ahora, a suspiros he hecho
volar hasta las cenizas
de toda esperanza de que volverás,
y duele la herida que se hace más profunda
a medida que el tiempo pasa
y no haces otra cosa que alejarte
cada día un poco más de mí…

Estoy enamorado…

Estoy enamorado, no cambiaría nada de ti,
no te quitaría ni siquiera aquellos
detalles que no te gustan de ti,
me quedo con tus cicatrices, con tus arrugas,
con las estrías y los kilos de más,
con tus cambios de humor,
con tu ansiedad, con tus
sentimientos suicidas y de la soledad;
estoy enamorado, de ti, tal cual,
y no cambiaría nada, porque te amo,
te has vuelto indispensable
y para mi vida, una necesidad…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: