¿Quién?…

A media noche, en la habitación,
¿quién oye ahora tu respiración?
¿Quién pasa la noche en vela,
cuidando de ti mientras duermes?
¿Quién lamenta que no hayas llegado a dormir,
y que la soledad se sienta insoportable sin ti?
Dime, querida, a media noche,
¿quién siente la descomposición del corazón,
sólo porque dijiste adiós? Sí, sólo yo…

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: