El infierno en tu adiós…

El infierno lo tengo al alcance de tu adiós, y en esa distancia que nos separa, en cada noche sin ti, en el vacío de mis manos y en la lejanía de nuestras miradas chocando para acabar en un abrazo; el infierno lo tengo en mis labios sin tus besos, en mi piel sin tus caricias, en mi cielo sin tus alas y mis insomnios repletos de pesadillas de las que no consigo salir, porque la vida es un infierno desde que me condenaste al infierno de tu adiós…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: