Te espero…

Te espero en el lugar de siempre, por si decides regresar, estaré mirando a la luna, hablándole, entre suplicas y plegarías, desde la ventana donde nos sentábamos a mirar el cielo nocturno a compartir un café y miradas dulces, caricias tiernas y besos profundos, en donde lo teníamos todo y éramos felices con muy poco…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: