Eras…

Eras cama para mi sueño, cansancio para mi insomnio, oasis para mi sed, viento para el fuego de las velas que me incendiaban por dentro, paz para mi guerra, calma para mi tempestad, una salida de sol para mis noches lluviosas, eres vida para mi muerte, y presencia para mis brazos que siempre permanecieron tan vacíos…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: