Noches de ti…

Mi mano haciendo
caer tu ropa, lentamente,
un beso como al descuido
en tu cuello perfecto,
y el deseo que va tomando
el color de la pasión,
mientras la noche comienza
a empaparse de ti…

Estoy hecho…

Estoy hecho de adioses y olvidos, de sueños rotos y deseos perdidos, de insomnios burdos y soledades insanas, de corazones heridos y la vida pendiendo de un hilo; a pesar de estar hecho de lágrimas y tanto daño, principalmente estoy hecho del coraje que me ha dado la vida para una y otra vez enamorarme y amar…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: