Ya no hay nada…

Ya no entiendo nada, ¿qué fue de ese cúmulo de miradas? Ya no siento, de ti nada, ¿qué fue de todo ese amor que hace tiempo por mí declarabas? Ya no hay nada, ¿qué fue de todas las promesas de amor eterno que por mí jurabas? Ya en ti, por mí no existe nada, y, tristemente, en mi interior, aún me quemas el alma…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: