Capturaste la sensualidad…

Tú capturaste
la sensualidad,
la hiciste tuya
y la exhibes
en tu ser
por doquier…

No pudimos olvidarnos…

No pudimos olvidarnos,
sin embargo
el sentimiento ya no era sano,
lleno de rencor, odio,
¿en qué momento
nos perdimos tanto?
Nos juramos un amor eterno,
y se fue diluyendo con el tiempo,
hasta volvernos un par de extraños…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: