Sólo resta el adiós…

Todavía no me voy, pero falta poco, ya dejé de latir en ti, ya no me esperas más, ya no te habito, ya tu tierna mirada no es para mí, ahora son esquivos nuestros ojos, acompañados de silencios incómodos; ya me apagaste tu luz, sólo resta decirnos adiós…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: