Tic, tac…

Tic, tac, tic, tac, las manecillas no paran, no les importa qué sucederá, ignoran el dolor que con su paso me dejarán; tic, tac, tic, tac, el tiempo sigue, sin mirar atrás, sin pensar en la tempestad que en su correr, a mi corazón azotará; ojalá fuera tan sencillo como las baterías quitar para que este instante se detuviera y no te tuvieras que marchar…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: