Las horas pasan…

Las horas pasan, el reloj no se detiene mientras la noche avanza, sigue sin pensar en mí, sin mirar detrás, ignorando todo lo que no tengo, todo lo que perdí, todo aquello por lo que luché y en vano el esfuerzo fue; el tiempo corre sin importar que no estás, que no volverás, que ese adiós no tendrá marcha atrás, que de ti sólo me queda tu aroma sobre la almohada y un silencio que con su eco amenaza toda mi calma con su obscuridad…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: