Madrugadas…

Contigo quiero madrugadas llenas de insomnios llenas de platicas hasta el alba, jugar como un par de niños, para acabar haciendo el amor como adolescentes en su primera vez, tomando café o una copa de vino, mirando desde la ventana las estrellas, observando como va llegando el amanecer, tomados de la mano, viajando entre libros de poesía, donde nos identifiquemos con las letras de alguien que, igual que nosotros, se enamoró sin querer…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: