Me quedé esperando…

Me quedé esperando, una vez más, entre el dolor de las palabras, tu llegada, el momento de abrazarnos fuerte, sin reparos, intentando olvidarnos del reloj que nos apresura, de dejar de lado el temor a ser señalados; me quedé esperando, no sé cuánto, da igual, seguiré aguardando a que llegues, algún día será…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: