Caperucita y el lobo…

Caperucita no estaba perdida, sabía donde estaba, sabía que pasaría, sabía que y a quien quería y encontraría; el lobo estaba nervioso, preparado, ansioso, tembloroso, no le cabía duda de que sus sueños se cumplirían, la chica de la capa roja suyo lo haría, y ella de él sería, porque como el lobo, nadie le escucharía, nadie le vería, nadie le comería, nadie le amaría…

No hay vida sin ti…

No hay vida sin ti, el mundo no es un lugar feliz, todo está lleno de melancolía y nostalgia, no existe día igual a cuando compartíamos la vida, ahora cada día es igual, uno tras otros, sin sentido, sin importar, todo es escala de gris, todo es una tristeza que no tiene final…

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: