Nada más qué decir…

Estos labios no tienen nada más qué decir,
al partir, te llevaste toda mi capacidad de sentir,
de vivir, me dediqué simplemente a existir,
sin dar sentido a cada latir,
asistí cada día a una procesión
en la que sólo transmití cuánto
dolor me había provocado
que de nosotros decidieras desistir…

Entrada destacada

¿Volveremos a sentir?…

¿Qué era yo antes de ti? ¿Qué eras tú antes de mí?
¿Qué éramos ambos antes de amarnos?
Creímos que un amor así era inalcanzable,
que las mariposas se habían suicidado
y nunca seríamos capaces de sentirlas hasta que nos topamos.
¿Qué somos ahora que nos separamos?
Un par de almas dañadas, fatigadas, heridas, rotos vamos
con la mirada triste y la desesperanza desencadenada,
felices de haber podido sentir,
incrédulos de si volveremos a enamorarnos así…

Entrada destacada

Te olvidé…

Me dices que me amas,
y yo desde hace tiempo
no recuerdo el color de tus ojos,
ni el sabor de tus labios,
ni la sensación que dejaban
tus caricias sobre mi piel,
incluso tu nombre olvidé,
pero no fue mi culpa,
la ausencia tuya fue profunda
y me dejaste tanto tiempo solo,
que sólo me quedó,
de mi memoria hacerte desaparecer…

Entrada destacada

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: