La tarde del domingo…

La tarde del domingo me golpea
con su melancolía habitual,
trayendo la añoranza
en medio de tanta soledad,
llenando de pesadumbre
la casa donde ya no estás,
deseando que pronto acabe
la pesadilla y tanto pesar,
porque vienes a mis recuerdos pero
en mi vida no te consigo encontrar…

Entrada destacada

Llega el amanecer…

Llega el amanecer, pálido,
perplejo, solitario, deshecho,
quisiera despertar sonriendo,
pero para la felicidad no estoy hecho,
es más lo que padezco,
deambulo por la casa buscando algo,
pero el hueco lo llevo por dentro,
y lo que necesito me lo arrebataste
hace mucho tiempo y aún no consigo
descubrir como ocupar el vacío
que tras tu marcha me quedó en el pecho…

Entrada destacada

Hasta el último suspiro…

Hasta el último suspiro nos hicimos soñar,
buscamos encontrarnos sin la suerte de hallarnos,
pero siempre vivimos con la ilusión de,
en algún momento, dejar de extrañarnos,
romper la distancia y finalmente acercarnos
hasta juntos quedarnos; hasta el último suspiro,
ya viejos, guardamos la esperanza de dejar de mirarnos
como un par de extraños, de enajenados que pudieran
gritarle al mundo cuanto nos amábamos…

Entrada destacada

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: