Relatividad del tiempo…

He dado besos muy largos,
que en mi memoria
fueron efímeros,
y un simple roce de tus labios,
se me hizo eterno,
así de relativo es el tiempo…

Entrada destacada

Te conocí una tarde…

Te conocí una tarde, el cielo se teñía de rojos, purpuras, amarillos, azules, una mezcla celestial, digna de un instante en tu divinidad, daban ganas de eternizar el momento, de que no dejara de iluminarte el ocaso y todas sus tonalidades, con ansias de perpetuar el atardecer en tus ojos, de seguir hasta muy que nos sorprendiera la noche con la charla, de caminar haciendo locuras por las calles aledañas, de conocernos, de querernos, de hablarnos de nuestros sentimientos, de nuestros miedos, de nuestros sueños, y de contarte que en poco tiempo, te habías convertido en mi anhelo…

Entrada destacada

Después de ti…

Así pasan las cosas, después de ti, vivo solo en una habitación gris, jamás salgo de ella, aquí tengo todo lo que necesito, todo lo que me recuerda a ti, que te añoro cada que veo caer el sol por la ventana, cada que se esconde la luna para dar paso al alba, cada que me palpita el corazón, superfluo en su latir, porque me duele desde que te vi partir…

Entrada destacada

¡Te extraño!…

¡Te extraño! Esa sensación tengo cada que no estoy a cinco centímetros de tu beso; ¡te extraño! Eso siento cada que no me pierdo en tu mirada para recorrer tu alma; ¡te extraño! Ese vacío me dejas cada que tu respiración no me eriza la piel; ¡te extraño! ¿Cómo no echarte de menos? ¿Cómo no necesitarte cada que te encuentras tan lejos de mí?…

Entrada destacada

Comparte conmigo…

Quiero que conmigo compartas tus sueños, tus pasiones, tus deseos, pero también tus miedos, tus defectos, tus peores momentos, tus ausencias, tu destiempo, tus platicas en medio de los desvelos, tus pretextos, tus berrinches y tantos enojos que no nos llevarán a ninguna parte y sólo pasarán a ser una anécdota más de que en algún momento fuimos nuestros…

Entrada destacada

¿Cómo no extrañarte?…

¿Cómo no extrañarte, si te llevo en la sangre y me recorres cada vena? ¿Cómo no extrañarte, si me dueles en los músculos y me alteras cada nervio y me lastimas las arterias? ¿Cómo no extrañarte, si te llevo en todos mis recuerdos, te haces única en mis pensamientos, y ha fallado cada intento por borrarte de mi alma? ¿Cómo no extrañarte, si vives en cada rincón de mí?…

Entrada destacada

Tal vez…

Tal vez mañana estemos juntos, tal vez no; tal vez mañana, ese sueño que empieza y termina con nosotros se vuelva realidad, o quizás sólo seamos parte de una pesadilla más; tal vez el destino nos quiera juntos, o tal vez no tengamos guión en el futuro; tal vez nos miremos a los ojos y nos perdamos en un profundo laberinto de amor, o tal vez simplemente caigamos en el abismo más profundo y tenebroso del desamor; tal vez algún día te deje de amar, pero no, eso no sucederá, porque mi amor por ti es tan grande, que ni siquiera muriendo, dejaré de sentir tanto por ti…

Entrada destacada

Amanecer contigo…

Pensaba que sólo existía un amanecer, pero mirar los rayos de sol colándose por las cortinas, terminando en tu piel, contigo entre mis brazos, perdiéndose tu piel con la mía, enredando nuestras piernas, sintiendo como retumba nuestro latir, es una manera diferente de ver el sol aparecer…

Entrada destacada

¿Aún me amas?…

¿Aún me amas? De ser así, ojalá mi sufrimiento te conmoviera, ojalá te dieras cuenta de que una discusión no es el fin de una relación, de que todas las parejas tienen malos momentos, pero ningún desperfecto es suficiente como para decir adiós sin mirar atrás, como para distanciarnos y no volver jamás; ¿aún me amas? De no ser así, ni hablar, no te buscaré más, y lo único que quiero para ti, es una vida repleta de felicidad…

Entrada destacada

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: